Encina, la ausente urbana, hermosa mediterránea

Plantar más encinas en las áreas urbanas y suburbanas es buena idea.

Dehesa

Seguro que os habéis preguntado alguna vez porqué no veis apenas encinas en la jardinería urbana, pues yo también, y la verdad, no conozco la respuesta. La encina (Quercus ilex) es el árbol mediterráneo por excelencia.

El calor y la sequedad del verano, el frío intenso del invierno, y los fuertes vientos no afectan su atractivo y porte perenne, su resistencia es perfecta en nuestro clima. En España es donde ha alcanzado su mayor difusión.

Encina v1

Es muy decorativa en cualquier jardín, calle o plaza. Su crecimiento es lento y el mantenimiento casi nulo. Se adapta prácticamente a cualquier terreno (aunque como cualquier planta, tiene sus preferencias de suelo), Admiten muy bien la poda y su sombra es estupenda. Su floración de amentos colgantes amarillos es muy atractiva en primavera.

Enciana v4

El papel que desempeñan los jardines en las áreas urbanas es cada vez más importante a medida que el clima va cambiando, esto ya lo sabemos y estamos en la tarea del “enverdecimiento”, cultivar plantas urbanas y suburbanas siempre que sea posible. Vuestras terrazas, patios y jardines por sí solos, a veces pueden pareceros pequeños, pero al sumar todos, el espacio verde es de un 25% en casi la totalidad de las ciudades. Sin embargo, debemos escoger bien lo que plantamos porque, si no, los beneficios se verán reducidos. El jardín sostenible debe imponerse. Las encinas no necesitan riego cuando son adultas, le dan un carácter mediterráneo a todo lo que tocan y forman parte de la historia de cualquier ciudad o pueblo español.

Encina v3

Así que pongamos encinas en nuestros jardines. Solitarias, en grupo, o combinadas con otras plantas, el resultado va a ser siempre sobresaliente. Y cuando los gobernantes nos vean, se animarán a enverdecer nuestras calles con encinas hipnotizados por su esplendor.

IMÁGENES DEL TEMA