Abiertas y ligeras, las
gramíneas confieren
a las plantaciones luz,
movimiento y sonido.