Se han convertido en una pieza indispensable en los jardines actuales